LOS LOBOS

Tiene la sed de los exhaustos

cuando el sol es una lánguida rueda

que avanza hacia el horizonte

para estremecerse y caer… al vacío.

La oscuridad ha saldado su acecho

y se tumba por los atrevidos barrancos.

Sus manos de secreta negrura

acarician el monte

y de un golpe le abren

un tajo a la tierra sumisa:

¡allí está la lámina del río

en la noche ebria de estrellas!

Pesaría el silencio en su espalda

si el pecho no tuviera palabras.

Ella camina anhelante hacia el agua,

bajo sus pies moribundos,

estrépito de piedras.

Esas ásperas partituras la han delatado.

Un aullido le arranca un lamento

que estalla entre los dientes.

Una sombra se le hace recelo,

en el rostro el miedo se vuelve certeza.

Los lobos andan sueltos…

¡Y tienen hambre!

Lis Claverie, "A tres voves y en tacones"

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

¡SÍGUEME! 

  • LinkedIn Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic

lisclaverie.com - 2017