YO TE DOY UN HÁLITO DE VIDA

Apareces desde la boca de una cueva.

Caminas hacia mí desde las sombras,

sin mascarones de proa, ni gárgolas

que espanten los demonios;

sin relojes mentirosos

que den la hora falsa.

No has tenido siquiera

una misa, sin diablos.

Hacía mí, desde un mundo

que a otros no ha rozado

ni en la punta de los dedos.

Pareces entero, pero se bien

que estás hecho de hilachas

y retazos hilvanados.

Traes una sonrisa escrita a golpes,

en las retinas varias nebulosas y

un pantalón que huele a revolcones

no te deja.

Yo te espero con los brazos en alto

no sea cosa que te pierdas

en el último rescate.

Yo te atrapo en un beso

y te doy un hálito de vida.

No sacudas tus espinas,

quiero que con ellas tallemos un trofeo…

Lis Claverie

Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

¡SÍGUEME! 

  • LinkedIn Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic

lisclaverie.com - 2017