YO, EL PINTOR DE CARDENALES

Uno de los relatos de "Un alma para dos" que más gusta a mis lectores, es el del título, "Yo, el pintor de cardenales". Y a mí también es uno de los que más me gusta. Cada vez que lo releo, vuelvo a entrar en ese niño y a sentirme una sola alma con él, como me sucedió al escribirlo. El texto relata la historia de un pequeño de sólo diez años, de esa clase de criaturas que parecen como "soltadas de la mano de Dios" y que, en su profunda desolación, hasta se creen sin derecho a reclamar, a pedir, a llorar, pero, en este caso, con un formidable ánimo de superación que lo lleva a sortear los más increíbles obstáculos y a erigirse sobre el abandono, el maltrato, el dolor hasta llegar a alcanzar muchos más sueños de los que se había planteado para su vida. ¿Querés que te cuente como comienza esta historia? Ahí va:


Puede decirse que mi presente es el resultado de una infancia singular en la que se ligaron personas, hechos y sentimientos como en un castillo de naipes de tal modo que uno de más, uno de menos, nunca habría alcanzado la cúspide. Y hasta a veces me pregunto si tal vez mi destino no era ser el que soy sino que, lo que soy, era el destino de otros. Así, el destino de mi madre: venir al mundo para traerme y luego morir cuando yo tenía diez años; el de mi padre: traerme como hijo ilegítimo cuasi oculto en el campo, con un hermano mayor legitimado y manifiesto en la ciudad. Fue la confluencia de lo que yo viví como un abandono de mi madre y un desprecio de mi padre lo que me hizo sentir orgulloso de ser orgulloso —nunca valga más que aquí la redundancia—. Todo un vicio que no recomiendo, pero que en mi caso actuó como un sano motor que me quitó de la cabeza la fantasía de colgarme de uno de los molinos del campo...


Featured Posts
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recent Posts
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic

¡SÍGUEME! 

  • LinkedIn Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic

lisclaverie.com - 2017